El papel de los probióticos y prebióticos en la salud de nuestros loros

Estamos acostumbrados a proteger a nuestros loros de bacterias nocivas, dedicando esfuerzos a mantener una buena higiene en el entorno y en los alimentos. Pero la otra cara de la moneda está en aquellas bacterias beneficiosas a las que también deberíamos dedicar esfuerzos; pero por mantenerlas VIVAS y SANAS.

IMG_20160406_6En el aparato digestivo de los loros conviven una multitud de bacterias beneficiosas, dichas bacterias son necesarias para una salud óptima del animal. Éstas no solo permiten la absorción de nutrientes, sino que además favorecen un medio que evita el sobrecreciemiento de otros microorganismos que serían nocivos para el propio individuo. De hecho, algunos estudios concluyen que aquellas aves que mantienen una microbiota equilibrada presentan un mejor plumaje, un crecimiento adecuado, éxito en la reproducción, órganos más sanos, e incluso una mejor recuperación tras estados patológicos.

Antes de continuar es importante definir algunos términos:

PROBIÓTICOS: microorganismos vivos que, cuando se administran en cantidades adecuadas, son beneficiosos para la salud del huésped.

Y por otro lado están los PREBIÓTICOS, que son aquellos alimentos que van a servir de sustrato para esas bacterias “buenas” que se encuentran el en tubo digestivo.

orange-chinned-parrots-1586951_1280

En la alimentación humana hace años que se tiene en consideración el uso de prebióticos y probióticos para la buena salud de la microbiota interna. En el caso de animales como perros y gatos es cada vez más común leer en el etiquetado de las bolsas de *PIENSOS de gama alta, y puede que también en algunos de gama media, ingredientes que favorecen el mantenimiento de la microbiota (se leen siglas comos MOS y FOS que hacen referencia a estos prebióticos y probióticos). Así pues, la inclusión, entre los ingredientes, de alimentos que fomentan la subsistencia de las bacterias beneficiosas, y de microorganismos en sí mismos, es desde hace unos años una práctica común.

Lamentablemente en el caso de los loros, que ya de por si es difícil encontrar piensos de calidad, encontrar piensos que tengan en cuenta la inclusión de prebióticos y probióticos no es fácil, por ello es necesario fijarnos e interpretar muy bien el etiquetado.

El abanico de alimentos PROBIÓTICOS es amplio, pero para nosotros que buscamos el bienestar de nuestro loro, debemos acotar a aquellos alimentos que puedan ser consumidos (por ejemplo NO es nada recomendable ofrecer chocolate negro o berenjena a pesar de ser prebióticos interesantes para los humanos). Entre los alimentos que sí podemos ofrecer están:

  • Yogurt natural sin azúcar
  • Levadura de cerveza (saccharomyce cerevisiae) (la levadura que NO es panificable  y que se vende en herbolarios).
  • A nivel comercial encontramos (ver instrucciones del fabricante):
    • Harrison Enzimas Digestivas (HEALTZYME) también se comercializa como FAUNA FLORA (es el que suelo usar yo).
    • PROBI ZYME de VERSELE LAGA
    • NEKTON Probiótico Biotic-Bird

IMG_20170524_2

Entre el abanico de alimentos prebióticos encontramos:

  • Mijo rojo.
  • Alcachofa.
  • Calabacín.
  • Lentejas.
  • Yuca.
  • Diente de león.
  • Achicoria.
  • Garbanzos.

IMG_20170524_1

Todo estos contienen un porcentaje interesante de glúcidos complejos (como por ejemplo la inulina o los fructooligosacáridos), al no ser digeridos de forma inmediata van a  avanzar por el tubo digestivo hasta servir de alimento a esa microbiota que queremos cuidar e incluso a facilitar el transito.

Por tanto, un aporte en la dieta de nuestro loro de probióticos (lactobacilos y levaduras, catalogados como beneficiosos) y de prebióticos (aquellos hidratos de carbono complejos que sirven de alimento a la microbiota) va traer consigo una salud de hierro, un aspecto saludable y sobre todo prevenir futuras enfermedades.

Por último os preguntaréis porqué molestarnos tanto con estas cosas. La motivación es muy sencilla: en cautividad nuestros loros están a merced de la alimentación que nosotros podamos ofrecer, y puesto que la alimentación que tenemos en casa dista mucho de lo que muchas especies obtienen en la naturaleza, lo único que podemos hacer es aproximarnos a su dieta en libertad. Y que esa aproximación sea lo más holística posible. Y recordad, no existen “superalimentos”, cada alimento juega un papel y en la diversidad es donde reside su valor. Algunos expertos afirman que un exceso de fibra puede acarrear una impactación de buche en ejemplares jóvenes, así que toda esta información ha de adaptarse a la especie que tenemos en casa.

*PIENSO: es un preparado industrial en forma peletizada/extrusionada, que en teoría ofrece los elementos necesarios para una nutrición balanceada.

Anuncios

Loro, no te acostumbres a la felicidad

Humano: Solo de mirarte siento rabia y tristeza, ¿por qué lo has hecho?

Loro: Déjame tranquilo, ni siquiera hoy logras entenderme.

Humano: Bueno, si te sirve de consuelo, ni yo mismo logro entenderme. Por qué no mejor hablamos y tal vez así algo bueno salga de todo esto. Empecemos, seguramente estarás pensando el porqué hoy no estas en mi hombro, el porqué ahora no puedes picotear suavemente mi oreja, ni empujar con tu cabeza mi cuello. Pero antes de me que digas algo te pido por favor que nos comportemos como adultos, así que no empecemos con sentimentalismos. Recuerda que tus parientes (puede que cercanos) sobreviven ahí fuera sabiendo que cada día puede ser el último. Anda, se fuerte, todos tenemos que serlo en algún momento.

Loro: Un loro rojo, uno blanco, uno verde, uno azul con amarillo, cada vez querías más. Yo, ya no era suficiente para ti. Te engañabas a ti mismo, y te excusabas con los demás diciendo que otro loro sería bueno para mi. Pero en el fondo sabes que no era más que parte de tu propio ego, de esa necesidad de coleccionar.  Tu propia ambición llegó a desbordarte ya no había espacio, ni tiempo, ni paciencia para tantos.

Humano: No seas así, bien sabes cuanto te he dado… cuantas veces he limpiado tu jaula, cuantas veces he soportado tus molestos chillidos por la mañana, cuantas veces aguanté tus picotazos.

Loro: Yo no decidí estar en tu casa, has sido tú. Tu lo has decidido todo por mi; que debía comer, que por pereza siempre era lo mismo, la hora a la que debía dormir, cuando podía comunicarme y cuando no. Hoy me avergüenzo de mi mismo, pues he olvidado mi propia naturaleza para hacerte sonreír.

Humano: Loro, debo serte sincero soy humano y es de humano equivocarnos. Pero debo decirte que también es tu culpa, no debiste acostumbrarte a la felicidad. Cuan ingenuo has sido al creer que este mundo que conoces podría ser tu mundo para siempre. La crueldad ronda por las calles, esta siempre presente y el mundo que he diseñado para ti no es más que parte de una ilusión para hacerme a mi mismo feliz.

Loro: Gracias por la sinceridad, gracias por sentarte a mi lado, gracias por querer hoy ayudarme. Pero puede que ya sea tarde… ya me has quitado la poca dignidad que me quedaba, ahora toma:

 ¡quédate hasta con mis plumas!

africangrey2

-Dialogo inspirado en la película “La habitación” (Room, 2015) y en los planetas que visitó el Principito. Un hipotético caso, que puede ser la realidad de algunos loros.