Terapia Ocupacional para loros

 

terapia ocupacional 2

Loro gris disfrutando de un trozo de fruta pinchado en una percha

La terapia ocupacional para loros es un concepto en auge, cada día se puede leer más en la literatura loruna o en los post de parrot bloggers internacionales. Es un tema del que hablaré más en futuros post. El fundamento es básico: sí tenemos en casa un loro mascota deberíamos proporcionarle el medio adecuado para desarrollar/mantener sus capacidades.

Por respeto a la naturaleza, sí tenemos alojada en nuestra casa una especie exótica, resulta importante conocer las características conductuales naturales de dicha especie. Además de ahondar en las condiciones de su hábitat natural, para así ofrecer en casa un entorno que favorezca su correcto desarrollo y mantenimiento. Un desarrollo que implica el paso por varias etapas. Y que dependiendo de la especie puede tratarse de meses (por ejemplo periquitos) o años (por ejemplo guacamayos).

terapia ocupacional 3Esto significa que debemos tener muy en cuenta la edad y la especie a la hora de promover ciertas actividades. Un loro sin emplumar no debería estar en el salón de casa, debería estar en el nido. Un loro que aún no es capaz de sostenerse en una percha no debería estar en una jaula, sino un nido con el sustrato adecuado para el correcto desarrollo de sus articulaciones. Un loro debería desarrollar sus capacidades sensoriales poco a poco y no ser expuesto a la luz, frío y ruido a muy temprana edad. Un loro juvenil debería poder contar con loros “tutores” de los cuales pueda aprender los comportamientos para ser un loro en toda regla.  Entre ellos, aprender a acicalarse correctamente, adaptar la fuerza de su pico a distintas necesidades, a comer de forma variada y sana. Pero sobre todo un loro debería aprender a convivir de forma armónica.

terapia ocupacional 1

¿Y que hacemos cuando estamos frente a un loro que no ha desarrollado adecuadamente sus capacidades motoras, sensoriales y cognitivas? Es ahí cuando sale a bailar la palabra terapia ocupacional para loros. No se trata de tener a nuestro loro entretenido, sino de fomentar actividades que permitan el desarrollo psicomotor en sintonía con la edad y la especie. Por ello cobran sentido los parques de juego, los juguetes diseñados para loros que al resolver un acertijos se obtiene una recompensa por descifrarlo o simplemente aquel juguete con el que nosotros y nuestro loro disfrutamos enormemente. Y es que tal vez ese niño que llevamos dentro aflora para dejarnos sentir ese simple placer de romper las cosas.

IMG_20160223_2

childhood“Recuerdo que cuando tenía 8 años mis padres me regalaron unos cochecitos. Supongo que por aquel entonces pensaron ingenuamente que era lo suficientemente pequeño como para seguir jugando con este tipo de juguetes, y a la vez lo suficientemente grande como para ser cuidadoso con ellos, pues aquellos cochecitos habían pertenecido a generaciones anteriores. Generaciones que los habían tratado con la suficiente delicadeza como para que algún nieto muchos años después pudiera disfrutar jugando con ellos.

Unas semanas más tarde y quizás mi memoria me falle intencionalmente, puede que se tratara de días, aquellos cochecitos estaban rotos. En algunos las ruedas habían saltado por los aires y los otros simplemente habían cambiado de forma. Aquella ocasión no acabo muy bien para mi… os podéis imaginar la cara de mis padres tras ver lo que accidentalmente había ocurrido”.

Nico

Anuncios

5 beneficios de tener un loro en casa

5 razones por las que tener un loro hace tenga un estilo de vida más saludable:

parrot-85585_6401.  Tengo más vitaminas y minerales que cualquiera. Es muy comentado que los loros deben tener una alimentación variada, en la que las frutas y verduras juegan un papel muy importante. Pues bien, en la despensa de todo lorero que se respete suele haber gran variedad de frutas y verduras, así como algún que otro fruto seco, como las nueces, que tanto recomiendan los expertos para mantener saludable nuestro cerebro.

2. Dice el dicho “quien quiera prosperar, que empiece a madrugar”. Pues bien, he sido un trasnochador empedernido pero desde que tengo a mis loros muy pronto por la mañana suelo estar despierto (eso sí, como un día me quiera quedar en la cama ya se encargan ellos de levantarme). Un loro establece muy bien los ritmos día y noche.

3. Mis loros me ayudan a establecer rutinas. Quien me conoce sabe que me distraigo fácilmente, que tengo demasiados pájaros en la cabeza. Pues bien, establecer rutinas para mis loros me ayuda a intentar gestionar mejor mi tiempo: limpieza de casa, alimentación, horas de irse a la cama.

parrot-206322_6404. He aprendido a asumir la vida con menos estrés. Mis loros han elevado mi nivel de paciencia y perseverancia. Tener un loro en casa significa aumentar el nivel de tolerancia al ruido y al desorden, así como saber gestionar los conflictos de intereses (un loro puede ser muy, muy, muy testarudo). Subir las escaleras de mi edificio y que mis pájaros me saluden a metros de distancia es algo común, y también lo es encontrar gran parte de su comida alrededor de su jaula.

parrot-812341_6405. Ser menos materialista. No se cuantos botones he cosido, cuantas camisetas he tenido que cambiarme porque mi loro decide dejar un recuerdo sobre ella. Mandos de la tele, teclas del teclado del ordenador o simplemente los euros que me he dejado por comprar un juguete para que mi loro lo destroce con cariño.

Seguramente a muchos de vosotros os sonaran estas cosas, puede que al final no sea el único al que esta loca y amorosa obsesión haga feliz e inmensamente saludable su vida.

 

lana pidiendo mimos

13 curiosidades anatómicas de los loros

Cosas curiosas acerca de los loros que puede que no sepas…

1. Aunque parezca difícil de creer un loro tiene más vértebras en su cuello que una jirafa. Un loro puede tener 10 o más, mientras una jirafa sólo 7 vértebras cervicales.

cuello loros

2. Las cacatúas se diferencian de otros loros por la presencia en su aparato digestivo de vesícula biliar (entre otras cosas).

breathing-cockatoo

3. El intestino de un Ecléctus es en proporción, más largo que el de otros loros.

IMG_20160406_6

4. La lengua de los Lori presenta una adaptación especial “en cepillo” para facilitar el tipo de dieta nectívora que presenta.

Rainbow_Lorikeet_(Trichoglossus_haematodus)_-drinking

5. El loro Aguileño picotea e ingiere la fruta en trozos enteros muy, muy grandes.

loroaguileño2

6. El color del plumaje de nuestro loro viene dado por la disposición de los pigmentos en las láminas de queratina. Los loros poseen un pigmento exclusivo que no se encuentra en otras aves, la psitacofulvinas.

IMG_20160406_7

7. Las cacatúas no presenta textura de Dyck en sus plumas,  ello provoca que no muestren en su plumaje colores azules y verdes intensos.

eleonora1

8. Las plumas blancas se muestran menos resistentes al desgaste que las plumas de color. Parece que los pigmentos en la plumas están relacionados con una mayor resistencia a las agresiones del ambiente.

plumas blancas

9.  En algunas especies de cacatúas blancas, se puede diferenciar al macho de la hembra simplemente observando el color de los ojos. Es más claro en las hembras y muy oscuros en los machos.

 

cacatua

10. Micropsitta pusio (Microloro Pusio) es las especie de loro más pequeña del mundo, mide unos 8,5 cm y pesa unos 11 gramos.

loro pequeño

11. Las especies Loriculus duermen colgados boca abajo. También son llamados Loritos murciélagos. Algunos autores señalan que su respiración es más rápida que en el resto de las psitaciformes.

dormir

12. El Kakapo (Strigops habroptilus) conocido como el loro nocturno, además de ser el único loro no volador, poseen un olfato muy desarrollado, y es de las especies más pesadas (¡unos 4 kilos!). En la actualidad se dice que quedan menos de 150 loros en libertad.

no estoy gordo

13. Los pulmones de los loros trabajan en conjunto con los sacos aéreos lo que les confiere una gran eficiencia en la respiración, en comparación con los mamíferos. Por este motivo son muy susceptibles a envenenamientos por gases (como los que emana una sartén de teflón al calentarse a altas temperaturas).

IMG_20160406_5

 

Gasto, critico, luego existo!

¿Has visto alguna vez como tu loro disfruta más con ese canutillo de papel higiénico que con aquel costoso juguete? Si, aquel que continua colgado en su jaula y lo único que hace es acumular suciedad. En un mundo globalizado donde las imágenes dan la vuelta al mundo en cuestión de segundos, ahí estamos nosotros, los que pregonamos amar la naturaleza pero luego derrochamos recursos (naturales) para ofrecer una artificialidad cercana a lo natural.

loro con canutillo

El 26 de junio de 2015, el periódico EL MUNDO publicó una noticia titulada “Animales que generan millones”, en los párrafos de dicho artículo, se podía leer que el negocio montado alrededor de las mascotas había generado en España, la friolera cantidad de 2200 millones de euros, habiendo crecido un 3% en medio de la crisis. Todo esto no sería escandaloso para mí, si no viviéramos en un mundo de usar y tirar. Donde hasta las mascotas se usan y se tiran.

Hoy quiero hablar de aquellos supuestos amantes de la naturaleza, esos que suelen dar clases magistrales y mirar por encima del hombro, pero luego no tienen reparo en sacar ese guacamayo azul y amarillo de su casa, para luego comprarse un yaco, a esos, yo les llamaría: cínicos coleccionistas de loros.

Pero vamos aún más allá, a esa adquisición que se disfraza de solidaridad con la naturaleza. Me refiero a esas personas que se cuelgan medallas por llevarse al salón de su casa cotorras nacidas en libertad, y hablo de aquellas cotorras nacidas en España, esas inocentes exóticas invasoras. Pero os digo: no somos los dueños de la naturaleza, no somos quienes para decidir destinos, de hecho esas cotorras acabaron donde están, porque alguien se las llevo a su casa y luego se canso de ellas. La vida de un loro es muy larga y conozco de primera mano como suelen acabar las cosas para muchos (por más maravillosas intenciones que supuestamente se tienen al principio).

manos pájaroLa solidaridad no va de la mano con secuestrar a alguien de su entorno conocido. Salvar vidas no es llevarte un nido al salón de tu casa, eso no te hace mejor persona, te hace cínico. Quién ha nacido en libertad debe vivir y morir en libertad, aunque sea al menos un único día. Pero así somos los humanos metemos las zarpas en todo, y luego las cosas acaban como acaban.

Y peor aún, esas mismas personas no tienen reparos para señalar y soltar generalidades que se acercan más a la discriminación, que a la crítica constructiva. Son capaces de criticar a Suramérica lo que luego ellos promueven aquí, incongruencias de la vida.

Y volvemos al principio, así es como gastamos 20 euros en un juguete, pero nuestro loro se divierte más con el canutillo de papel higiénico que solemos tirar a la basura.

IMG_20160405_4

“Créete de los que buscan la verdad. Desconfía de los que aseguran haberla encontrado”.

André Gide