Cuando mi loro se perdió

Los cielos de la libertad. De cuando mi loro se perdió

pájaros nidoCon nueve años mientras jugaba con unos amigos a trepar por las ramas de un árbol, encontramos un nido que contenía un par de pichones. Nuestros ojos se iluminaron como quien encuentra un tesoro. Descendimos rápidamente del árbol, y corrimos a casa llevando con nosotros aquellos tiernos pajaritos. Entramos en casa sin apenas saludar, dirigiéndonos a mi habitación, y cerrando la puerta para admirar en silencio aquellos polluelos que llamaban insistentemente a su madre. Tras aquella inspección me dirigí con ilusión a buscar a mi abuela. Mi abuela, que siempre admiraré por la gran bondad que siempre albergó en su corazón, simplemente me dijo: “las aves nacieron para volar”, y no hizo falta nada más, su cara de pena por aquellos polluelos que seguían llamando insistentemente a su madre, nos hizo sentir que lo que habíamos hecho no estaba bien. Aquel mismo día volvimos al árbol y dejamos el nido en su sitio. Para que aquellos pajaritos pudieran disfrutar de los cielos de la libertad.

 

“Creo que es inherente al ser un humano el estar en contacto con la naturaleza. Pero la gran pregunta es: ¿de que forma se puede hacer tangible esa necesidad, esas ganas de contacto?”. 

 

Muchos años después para intentar sentirme mejor por tener un ave alojada en casa, pretendí darle una falsa libertad. Y fue ese exceso de confianza lo que hizo que al final un día todo cambiara. Pues la falsa libertad rozó con la irresponsabilidad. Y en un abrir y cerrar de ojos Lana tras escuchar un ruido extraño, siguió su instinto y salió volando.

lana balcon

Lana tomando el sol en el balcón

He de decir que Lana realmente no se escapo, simplemente se asusto por el sonido de un portazo y salió de casa atravesando una ventana. Hago esa aclaración porque hasta entonces muchas veces Lana había estado en mi balcón y en esas ocasiones si ella hubiese querido tan sólo tenia que abrir sus alas e irse. Por esta razón me sentía aún más triste, pues sabía que una vez pasado el susto, cuando pudiera posarse en algún sitio, Lana estaría asustada y con ganas de volver a la confortabilidad de aquello que conocía.

Veintitrés días fue exactamente el tiempo que Lana estuvo desaparecida. Durante aquellas semanas hice lo que te recomiendan, pegar carteles, avisar a veterinarios de la zona, hablar con vecinos, e incluso llamar al SEPRONA (que son los guardias civiles dedicados a la conservación de la naturaleza).

manos pájaroRecuerdo que la primera noche fue una de las más difíciles. Estaba tumbado en mi cama pensando en aquel Maracaná que había nacido en cautividad y que poco sabía acerca de como sobrevivir en aquel entorno europeo en el que ahora mismo se encontraba. ¿Tendría sed o hambre? en mi cabeza solo rondaba la idea, que en algún lugar estaba ella, intentando volver a casa.

Mi búsqueda empezaba muy pronto por la mañana tras el amanecer, y también antes de ponerse el sol. Recorría las calles llamándole una y otra vez. Llevaba conmigo una bolsa nueces (son sus frutos secos preferidos)junto con una botella de agua. Llegue a tener en mis pies aquellas ampollas que te salen tras las largas caminatas bajo el sol del verano.

Los días fueron pasando y la esperanza poco a poco se iba agotando. A la semana tuve que recoger todas sus cosas, meterlas en una caja, su comida, sus juguetes, desmontar la jaula; fue realmente duro. No puedo negar que se me escaparon lagrimas al ver las perchas roídas e incluso al encontrar alguna pluma. Y aún más triste ver acabada aquella maravillosa rutina de desayunar junto a Lana.

Pero 23 días después… es difícil describir aquella alegría e incredulidad que sentí al recibir la llamada de un hombre diciéndome que se había posado un loro en su tejado. “¿Eres Nicolás? hemos visto tu cartel, creo que hemos encontrado tu loro”, me dijo.

loro tejado 2

Un hombre le ofrece agua a Lana cuando se posó en su tejado, tras 23 días desaparecida.

loro tejado

Se me partió el corazón al ver a Lana, le tenían en una pequeña y cilíndrica jaula. Y en el suelo un puñado de alpiste y cacahuetes.

loro jaula

derpertar loroTras esta aventura algunas personas me recomendaron recortarle a Lana las plumas de alas para disminuir el vuelo. Pero pensé en la frase del principio de este post: “las aves nacieron para volar”. Decidí tener un loro en mi vida, y cada día me esfuerzo por hacer que sus días sean los más agradables dentro de las posibilidades que la cautividad permite. Lana sigue suelta en casa, pero ahora me preocupo por evitar accidentes que pueden cambiar el final de la historia. Puede que en aquella ocasión se juntaran muchas cosas, ahora es otoño y en la calle hacen 6ºc. Soy afortunado pues en casa seguimos desayunando juntos. Yo tomo mi café, y ella su fruta y sus cereales ecológicos.

Anuncios

8 comentarios en “Cuando mi loro se perdió

  1. Linda Sarita dijo:

    Nico que susto me diste! Por favor la proxima vez aclara al principio que ya la recuperaste,esto lo sabia pero pense que otra vez,no, ni pensemos nosotros que sabemos lo que es que se nos desaparezcan unos dias .Hay que dejar bien en claro que por mas que no salgan de nuestro lado nunca ,algun susto por mas pequenio que sea puede darles panico y ponerse a volar como ciegos y sordos a nuestro llamado.
    El problema mayor si se escapan es que no se adaptan a vivir sin nosotros

    Me gusta

  2. Yuly dijo:

    Que hermosa historia, tengo 2 amazonas y uno voló y se fue por un día entiendo lo que sentiste pase por eso, al día siguiente salí por las callea con su compañero que iba hablando fuerte le hablaba para que repita y mi Lucas lo escuche, así fue y comenzó a responder de un enorme árbol, nos vio y comenzó a bajar a nuesrro encuentro, ahora esta con nosotros no le corté las plumas pero ya tengo más cuidado. Ese dia durmió bastante estaba cansado tomó mucha agua y comió mas de lo acostumbrado.

    Me gusta

  3. LadyDarisse Claire Étrange dijo:

    Si cuando me entere que la pequeña Lana se había marchado me mortifique mucho… Leyendo tu post, recordé lo que me ha pasado varias veces, pero sin ese final feliz de reencontrar a mi pequeño… Se me salen las lagrimas al pensar que su destino pude ser en una jaula pequeña hacinado en un rincón sin saber mas nunca lo que es volar… Tuviste mucha suerte… Creo que muchos hemos aprendido a querer a Lana como parte de nuestra parvada, has aprendido mucho con ella y nosotros contigo… Un gran abrazo desde Venezuela!!!

    Me gusta

    • Loros del Maíz dijo:

      Has dado en el punto, ha sido una gran aprendizaje, he tenido mucha suerte y por ello intento hacerlo cada día mejor… pues como se dice es mejor prevenir que tener que lamentar. Siento mucho tus perdidas, y me llena de ilusión que le tengas tanto cariño a Lana, Un abrazo muy fuerte 🙂

      Me gusta

  4. Melisa dijo:

    Que hermoso final, llegue aca porque mi lorita juana lleva dos dias de perdida, no puedo dejar de llorar y culparme y la extraño tanto. Es un dolor espantoso ver su jaula y sus cosas, no sentirla hablar, juana es una cotorra y hay muchisimas aca, las veo todos los dias volar, no puedo poner carteles para que me la devuelvan 😞 estabamos todo el dia juntas era mi compañera! Y siento odio, dios la puso en mi camino un dia se habia caido de su nido y unos perros la atacaban y yo la salve, la cuide, la protegi un año y medio y en un descuido por no vigilarla se fue, ella estaba siempre suelta pero nunca se habia ido porque yo era como su mama, solo ruego a dios, que me la devuelva, que pueda ubicarse y volver a mi hombro como siempre, nunca voy a dejar de buscarla ni esperarla, me mata la angustia de no saber como esta.

    Me gusta

  5. Pequeño Mundo Imaginario dijo:

    =) Una gran Historia para un Final Feliz, ya que lograste recuperarlo fueron días de mucha preocupación para ti, Entiendo mucho tus sentimientos y se lo que es pasar por ello, También tenia una pequeña ave (Aratinga pertinax) que fue de gran aprendizaje para mi y de lo que fue mi juventud gracias a esa pequeña ave me enseño lo que hoy en día puedo entender de estas grandes especies de Loros y Guacamayas =D ❤

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s