Una buena dosis de paciencia y tiempo

Una buena dosis de paciencia y de tiempo es justamente lo que se necesita para fomentar actitudes positivas en nuestro loro mascota.

Se dice que los primeros años de vida son vitales. Que incluso, la actitud y aptitud de nuestro loro mascota será el resultado del aprendizaje en los primeros meses de vida, de la interacción o no con otros de su misma especie, y de la relación (de dependencia o independencia) que establece con las personas. Pero, ¿y una vez pasan estos meses?sinceramente yo diría que esta idea esconde una gran verdad pero también muy relativa. Creo que los errores o aciertos de estos primeros meses marcan muchos rasgos, pero las experiencias a lo largo de los posteriores muchos más años, van matizando el comportamiento e influyendo en su aprendizaje.

20150328_140843

[Si un elefante llevara reloj, estaría todo el día mirándolo. Los numeritos, las agujas, la del segundero que hace tic-tac. «¡Qué cosa tan bonita!», se diría elefante. Se reunirían un montón de elefantes para mirar el reloj y charlar acerca de los relojes, los segundos y los minutos. Charlarían acerca del tiempo que a veces pasa tan rápido y otras más despacio y pensarían en cosas extrañas, como la vida y la muerte, o «¿Cuánto tiempo crees que nos queda?». ]

Fragmento de: Por qué nos preguntamos cosas
Victoria Pérez Escrivá (1964)

Ahora bien, ¿dónde como modelamos el aprendizaje entre estos 10 y 80 años que puede vivir un loro (según la especie)? ¿Qué hábitos queremos favorecer en nuestros loros?

Desde mi punto entre las conductas básicas que hay que fomentar/facilitar en un loro, encontramos: Alimentación (saludable y que para obtenerla se promueva la exploración del entorno), hábitos higiénicos (baño, acicalamiento), comunicación armónica (fomentar sonidos “agradables” y evitar sonidos “molestos”, aquellos que se dan en momentos no oportunos) y la relación “respetuosa” con los demás miembros de la familia. Un loro ruidoso y arisco tristemente suele estar condenado a pasar de casa en casa, o a ser abandonado en un sitio apartado de la misma.

IMG_20151214_3

Una vez cubiertas las necesidades básicas, es absolutamente necesario promover en nuestro loro mascota actividades en las que desarrolle su agilidad mental y motora. Me gusta la frase terapia ocupacional para loros. Permitir al loro explorar su entorno, descubrir la textura de distintos materiales y que desarrolle habilidades manipulativas. La terapia ocupacional se enfoca en la estimulación de las capacidades motoras, cognitivas, emocionales y sociales, que permiten un buen desarrollo de las habilidades propias del individuo.

Se suele escuchar que los loros tienen ciertas habilidades cognitivas similares a las de un niño de 2 años. Si pensamos en esta situación a esa edad los niños requieren atención, interacción y socialización. Pero sobre todo, los niños son muy divertidos y aprenden mucho a través del juego. Tu eres su modelo de imitación y el que pone limites en las conductas. Aprovecha los juego para establecer rutinas, espacios y tiempos. Previene problemas de salud a través de la terapia ocupacional para loros.

Anuncios

Un comentario en “Una buena dosis de paciencia y tiempo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s